CuartoPoder / Ana María Cano

Morelia, Mich.-El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Michoacana (STUMICH) dio a conocer de manera oficial que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) aprobó el cambio de titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) a favor de este sindicato.

Por lo que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) pudiera ya no tener la negociación contractual con el Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), dirigido por Eduardo Tena Flores desde hace más de 20 años.

La JLCA reconoció, a Armando Rangel Díaz, la personalidad como secretario general del SUTMICH. En el documento emitido por la misma Junta, también se admite el trámite en la vía Especial la demanda que por Titularidad y Administración del CCT presenta el SUTMICH en contra del SUEUM.

A decir de Armando Rangel Díaz, va por buen camino el trámite legal para la obtención de la titularidad del CCT.

“Hoy les informo que de manera oficial, se aprobó en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje el cambio de titularidad del CCT a favor del STUMICH, están haciendo valer nuestros derechos”.

El padrón de socios del SUTMICH, informó, ha crecido durante los últimos años convirtiéndolo en el sindicato con mayoría de miembros activos.

El 17 de marzo del 2020 registraba 736 socios, fue creciendo y hoy cuenta con aproximadamente 2 mil miembros.

Ante esto el STUMICH se dice es el sindicato mayoritario por lo que existe el proceso de carácter legal donde demanda la titularidad del mismo.

El SUEUM, denunció, durante años ha tenido la peor revisión contractual en perjuicio de todos los trabajadores universitarios.

“Fuimos testigos, como trabajadores nicolaitas, de la reprochable revisión contractual y salarial 2021, que causó daño patrimonial de más de 70 mil pesos contra trabajadores administrativos y manuales de la UMSNH”, aclaró.

Dijo que la pérdida económica de los trabajadores universitarios, independientemente del sindicato al que pertenezcan, lastima y ofende. Ya que los jubilados y los trabajadores de apoyo otra vez, fueron olvidados.