CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-La falta de acuerdos y la rebatinga por querer los espacios ha ocasionado que la LXXIV Legislatura de Michoacán no cumpla con sus funciones en cuanto a la designación de quienes ocuparán espacios en diversos órganos autónomos. La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) es el más sonado al tener un provisional y no un presidente o presidenta que asuma la responsabilidad del organismo.

Para la diputada priísta, Adriana Hernández Íñiguez, e integrante de la Comisión de Justicia, el tema se encuentra en la Junta de Coordinación Política (Jucopo), área en la que no se ha definido debido a que varios buscan el reparto de posiciones.

“El reparto de posiciones no es derecho para los diputados, el diputado tiene que legislar y que las cosas funcionen través de la legislación (…), es lo que ha empañado la legislatura, la falta de acuerdos y la rebatinga porque todo el mundo quiere tener algo”, dijo.

Mientras que para el diputado perredista, Octavio Ocampo Córdova refirió que esta Legislatura tiene que sacar varios asuntos pendientes antes de que concluya, toda vez que son temas que no pueden rezagarse, menos pasarse a la siguiente legislatura.

“Nos hemos visto mal con posiciones tan importantes como la CEDH. No puede esperar”, agregó.

Las designaciones pendientes son la o el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, dos magistrados del Poder Judicial, dos magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa de Michoacán y consejeros del Instituto Michoacano de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Imaip).