CuartoPoder / Redacción

Morelia, Mich.-Esthela de Jesús “La Güera China”, una joven mujer que tenía un gran futuro en la Guardia Nacional, murió al manipular un explosivo para Los Viagras, el temido brazo armado del cártel de La Nueva Familia Michoacana.

Oscar Balderas, reconocido periodista especializado en temas de seguridad y narcotráfico, difundió una investigación especial que da cuenta sobre cómo La Güera China traicionó a la Guardia Nacional para convertirse en los ojos y oídos de Los Viagras, en el 28 Batallón de Apatzingán.

Óscar Balderas, en su colaboración con MVS Noticias, informó que en noviembre del año pasado dos hombres al mando de “El Yogurt”, en una reunión llevada a cabo en la localidad de Cenobio Moreno, ofrecieron a Esthela trabajar con ellos a cambio de 120 mil pesos mensuales, dinero que sería pagado por Cárteles Unidos.

Los criminales, como adelanto, le dieron a la miembro de la Guardia Nacional una maleta con varios fajos de billetes envueltos en papel estraza y ella aceptó, según las fuentes consultadas por el periodista. Desde ese momento la llamaron “La Comandanta China” o “La Güera China”.

Pero en diciembre de ese mismo año, los criminales le encomendaron más funciones: revender las armas que la Guardia Nacional decomisaba al grupo rival liderado por “El Mencho”.

Meses después la originaria de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, ya no se presentó a trabajar con la GN, por lo que fue dada de baja el 16 de febrero y se la consideró presunta desertora, según un comunicado de la propia institución.

Sin embargo, el pasado 11 de julio, la desertora murió de forma trágica mientras operaba un dron con explosivos, desde el interior de una camioneta, para dirigirlo contra sus rivales de la también organización criminal del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Su cadáver será enviado a su tierra de origen.