Marco Antonio Duarte Aguilar

Morelia, Mich.-La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) exigió al gobierno de Silvano Aureoles Conejo cerrar el Centro de Readaptación Social “Francisco J. Múgica” de Morelia, al detectar que los reos se encargan de funciones exclusivas de la autoridad.

Víctor Serrato Lozano, ombudsman en Michoacán, explico que el Diagnóstico Estatal Penitenciario 2016 –el cual concluyó en diciembre pasado- permitió identificar que los internos se resisten a cumplir con el reglamento, lo que pone en grave riesgo la estabilidad del penal capitalino.

En este reclusorio, el organismo detectó además la falta total de mantenimiento a la infraestructura, una mala distribución de los internos, sobrepoblación en algunos dormitorios y escasa atención a grupos vulnerables en prisión.

En el diagnóstico, el penal moreliano apenas logró una calificación de 6.07 de calificación, aunque superó la de 5.35 que sacó en la revisión de enero a diciembre del 2015.

Cabe mencionar que el reclusorio “Francisco J. Múgica” cuenta actualmente con una capacidad de 800 internos, sin embargo, sólo tiene 407 reclusos, en su mayoría es integrantes de los grupos de autodefensa.