SEMEFO

CuartoPoder / Emanuel Matta

El cadáver de un bebé en avanzado estado de putrefacción fue localizado anoche en las inmediaciones de la colonia Balcones de Morelia, al sur de la ciudad, donde fue afectado por animales carroñeros.

La Procuraduría General de justicia del Estado (PGJE) confirmó el hallazgo del bebé, el cual al momento de morir tenía pocos días de haber nacido, según el resultado de las primeras investigaciones.

El cadáver fue descubierto por habitantes de la zona, quienes informaron anoche al Sistema Estatal de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo e Inteligencia (C5i), que el cuerpo se encontraba sobre la calle José Antonio Jiménez.

Una vez que personal de la Unidad Especializada de la Escena del Crimen (UEEC) acudió al lugar, constató que, a una distancia aproximada de 120 metros de un canal de aguas residuales que cruza por la citada colonia, se encontraban los restos del recién nacido que presentaba avanzado estado de putrefacción y con indicios de haber sido afectadas sus extremidades por animales.

En el lugar se realizaron las diligencias correspondientes y se dispuso el traslado de los restos al Servicio Médico Forense (SEMEFO) para que se realicen los estudios periciales y determinar causas del deceso.

De igual forma se inició Carpeta de Investigación a efecto de continuar con la indagatoria, la cual contiene ya diversos avances para identificar a los padres de la víctima.