CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

El ayuntamiento moreliano supervisa todas las obras que se realizan con recursos municipales para detectar posibles errores y lograr que las constructoras los corrijan.

Así lo aseguró Antonio Plaza Urbina, secretario de Innovación Gubernamental, tras la serie de críticas de diversos sectores morelianos luego que una constructora colocó una rampa para discapacitados donde había un poste de energía eléctrica en la colonia Félix Ireta, aunque en ese momento la obra aún no era entregada al municipio.

“Son temas que se tienen que corregir, que se están corrigiendo cuando los detectamos, no es un tema de auditores, es un tema de supervisores de obra, que el ayuntamiento tendrá que seguir trabajando porque –las constructoras- hagan bien su trabajo”, señaló.

El funcionario municipal explicó que todas y cada una de las obras que se realizan en el ayuntamiento, a través de constructoras, son supervisadas para evitar que existan errores.

“Todas las obras se supervisan. No podemos hablar de que sean irregularidades, errores en las obras se pueden presentar, yo no creo que haya una obra que no tenga de repente un  error, entonces, en todas las obras puede haber correcciones, lo importante es que se hagan”, refirió.