CuartoPoder / Redacción

Ciudad de México.- Yung Beef la sensación del trap y reaggeton en españa presenta un mixtape de 12 canciones con grandes colaboraciones justo de camino a su próxima visita a México.

Este es un trabajo de Magia Negra que se usa para casos extremos, la persona no tendrá paz ni comiendo ni durmiendo, ni de día ni de noche hasta no encontrar tranquilidad en la otra persona.

Preparación:

Se escoge un sapo de los más grandes. Si el hechizo es para hombre, el sapo tiene que ser macho. Una vez que el animal está en su poder debe tomarlo con la mano derecha y pasarlo por debajo del vientre cinco veces, diciendo mentalmente las siguientes palabras:

“Sapo sapito, así como yo te paso por debajo de mi vientre, que (AQUÍ SE DICE EL NOMBRE DE LA PERSONA) no tenga sosiego ni descanso, mientras no venga a mí de todo corazón y con todo su cuerpo, alma y vida”

Dichas estas palabras, se enhebra una aguja de las más finas con una hebrita de seda verde y se cose con ella los párpados del sapo sin que se lastimen sus ojitos, pues de lo contrario la persona a quien se le está haciendo el hechizo quedará ciega.

Se cose solamente la piel que rodea a los ojos de abajo arriba, a fin de que el sapo quede con los ojos escondidos, pero sin haber sufrido daño alguno. Para evitar cualquier riesgo y obtener los mismos resultados, limítese a presentar sobre cada uno de sus ojos, perpendiculares a la tierra, dos hebras de seda verde de igual medida, mientras recita el siguiente conjuro:

“Sapo, por el poder de lucifer el príncipe de Belzebuth te ato los ojos que es lo que debería hacer a (NOMBRE DE LA PERSONA) para que no tenga ni sosiego ni descanso en parte alguna del mundo sin mi compañía y ande ciego para todas las mujeres. (NOMBRE DE LA PERSONA Y SEXO) véame única a mí y en mí solo tenga su pensamiento. (NOMBRE DE LA PERSONA) aquí estás preso y amarrado sin que veas el sol ni la luna hasta que no me ames. De aquí no te soltaré, aquí estás cautivo, preso, así como lo está este sapo.

Debe colocar el sapo en una olla o cualquier vasija en la que se colocará también un poco de agua. El líquido debe renovarse todos los días por agua bien fresca DURANTE 3 DÍAS. Una vez pasen los 3 días con mucho cuidado romperás la seda de sus ojos y lo dejarás libre, y verás como la persona llega desesperada a buscarte a tener consuelo en tus brazos… Se recomienda acompañar este trabajo con tabacos y la oración de puro por el tiempo que se tenga el sapo cegado.

“El hombre tiene derecho a vivir por su propia ley —a vivir de la forma que quiera hacerlo: trabajar como quiera: jugar como quiera: descansar como quiera: morir cómo y cuándo quiera. El hombre tiene el derecho de comer y beber lo que quiera: habitar donde quiera: moverse por donde quiera en la tierra. El hombre tiene derecho de pensar lo que quiera: decir lo que quiera: escribir lo que quiera: dibujar, pintar, labrar, moldear, construir lo que quiera: vestirse como quiera. El hombre tiene el derecho de amar como quiera: “toma tu parte y voluntad de amor como quieras, cuando, donde y con quien quieras.”

El arzobispo metropolitano de San Juan, monseñor Roberto O. González Nieves, OFM, reaccionó consternado por los actos de “perreos”, género musical erótico-híbrido urbano, realizado por varias jovencitas en panties y sin brasieres al pie de la escalinata de la Catedral de Puerto Rico en el Viejo San Juan, en una calurosa y tensa noche del 24 de julio. Las escalinatas del templo religioso católico puertorriqueño vibraban al son de la erótica música producida por los altoparlantes de una “tumba-coco” o “peinadora”, dándole gasolina a las sudorosas jóvenes que “tongoneaban” sus voluminosos glúteos sin cesar, imitando actos sexuales caninos que alimentaban la lascivia al pie de la puerta principal de la catedral en un acto de libertina expresión o de sacrilegio en medio del revolú de la noche.

Imaginamos que en el interior del vetusto y emblemático centro de la fe católica en la isla el incienso, el padre nuestro y el ave maría no cesaban de ser invocados por los espíritus de la luz para exorcizar a esas niñas poseídas por un frenesí de odio maléfico con tintes musicales e ideológicos, en una atmósfera saturada de gases pimienta y lacrimógenos.

En resumen, el reclamo del MINH –similar a otras demandas en medio de conflictos políticos, sociales y económicos en naciones del hemisferio–, sigue la agenda anti Washington que recomienda el Foro de Sao Paulo: promover la revolución en las redes sociales, generar crisis en estados democráticos amparados en la libertad de expresión, atizar la lucha de género y anticorrupción, el desprecio y descrédito al status quo, libertinaje anti cristiano, “perreo” combativo, sandungueo intenso y el culipandeo al pie de la catedral…