Carlos-Garfias-Merlos-arzobispo-Morelia

CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

El arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, advirtió que la violencia continúa creciendo en Michoacán y la calificó, junto a la inseguridad, como un problema complejo y multidimensional.

El prelado explicó que es necesario que los distintos niveles de gobierno, así como los miembros de los diversos sectores sociales, realicen una estrategia global que incluya la participación de todos para resarcir la inseguridad y violencia.

“En Michoacán, a pesar de los esfuerzos realizados, en los diversos niveles de gobierno, hay que reconocer que la violencia sigue creciendo. La realidad de la inseguridad y violencia es compleja y multidimensional”, dijo.

Garfias Merlos pidió ver el fenómeno de la violencia como un problema de salud pública, pues así se podrían desplegar políticas públicas para proteger a grupos vulnerables y a la sociedad en general.

“Ver la violencia como problema de salud pública implica reconocer que el esfuerzo por erradicarla debe ser multidimensional, que se requiere un diagnóstico interdisciplinar que identifique los principales factores de riesgo sobre los que hay que intervenir y que es necesaria la cooperación de todos los sectores públicos y sociales”, indicó.