CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-La frontera de la Costa michoacana con los estados de Guerrero, Colima y Jalisco ha puesto en jaque el tema de seguridad, por lo que la coordinación con el Gobierno de México se ha ayudado a atender.

Levantar a Michoacán y ponerlo de pie ha sido difícil, pero atender la seguridad pública es prioridad, enfatizó el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo al destacar que en los cinco años de su administración se logró concretar cuarteles en Coalcomán, Apatzingán y Lázaro Cárdenas.

Aquila, Coahuayana y Lázaro Cárdenas son los municipios que tendrán las estaciones para que la Secretaría de Marina cuente con lo necesario y haya mayor capacidad de vigilancia en la costa; los dos primeros ya están listos y el tercero por arrancar.

En la región, dijo, ha habido buenos resultados y tan solo en el robo de vehículos ha sido 26 por ciento, comercios del 29 por ciento y casa habitación del 32 por ciento, no así en homicidios con un crecimiento del 12 por ciento.

Reconoció que la Secretaría de Marina da la oportunidad y genera certeza al tener al mando el puerto y las tareas de seguridad en la región de la Costa.

Dentro de sus peticiones, indicó que espera que en marzo se inicie la construcción del Hospital General de Lázaro Cárdenas y un Centro de Atención a la Salud Mental en el estado que sustituya al actual Hospital Psiquiátrico “Dr. José Torres Orozco”.