CuartoPoder / Emanuel matta

La Sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) reinstaló una mesa de diálogo con el gobierno de Michoacán, tras la marcha que realizó este jueves por la capital michoacana.

El magisterio disidente, que encabeza en Michoacán, Víctor Zavala Hurtado, comenzó la movilización a las 11:20 horas, en contra de las reformas estructurales, así como para exigir al gobierno de Michoacán el cumplimiento de diversos compromisos signados.

En la marcha, la CNTE también exigió la entrega de 2 mil 400 plazas automáticas para los egresados de las 8 escuelas normales oficiales de Michoacán, de los ciclos escolares 2014-2015 y 2015-2016.

Los trabajadores de la educación también se hicieron acompañar por habitantes de la comunidad indígena de Caltzontzin, en Uruapan, para exigir al gobierno estatal la liberación de 13 comuneros detenidos el 24 de febrero tras un enfrentamiento con granaderos.

La CNTE también pide en esta nueva mesa, instalada después de la movilización, el pago de once bonos magisteriales pendientes, incluso, desde el 2015.