CuartoPoder / Antonio García García

El secretario de Gobierno, Adrián López Solís, detalló que la reingeniería administrativa del Gobierno del Estado, que contempla el reducir el aparato administrativo, tendrá que pasar primero por el Congreso del Estado antes de ser aplicada.

López Solís explicó que antes cualquier cambio en las instituciones inscritas en la Ley de Orgánica de la Administración Pública, debe haberse dado antes el aval del Poder Legislativo.

Señaló que todavía no se compactará o desagregará ninguna secretaría o dirección de la estructura gubernamental, por lo que señaló que todavía no se tiene contemplado el despido de funcionarios estatales.

Indicó que esta reingeniería si es necesaria, toda vez que se deben revisar varios procesos administrativos, para así, hacer más eficiente y eficaz la realización de obras y la ejecución de programas y acciones gubernamentales.

Es de mencionar que este plan del gobierno estatal prevé un ahorro de 300 millones de pesos mediante la eliminación de fideicomisos y la fusión de secretarías y direcciones estatales.