CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

Médicos forenses intentan precisar con exámenes de genética la identidad de los restos calcinados de lo que podrían ser los cuerpos de al menos 24 personas, quienes murieron ayer en el choque de un autobús y un tráiler en la autopista Siglo XXI.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) informó que los cuerpos calcinados arribaron durante la madrugada de hoy al Servicio Médico Forense (SEMEFO) en Morelia, donde a las 06:00 horas inició la toma de muestras para tratar de identificar cada cuerpo mediante pruebas de ADN.

Familiares directos de las víctimas han sido llamados por la fiscalía michoacana para que también les sean tomadas muestras de su ADN y así compararlas con el de las víctimas.

La Fiscalía General del Estado de Guerrero, que realizó el levantamiento de los restos al ocurrir el accidente dentro del municipio de Petacalco, informó que en un primer momento se estableció que serían 24 las víctimas, pero serán las pruebas genéticas las que precisen la cantidad final.

De acuerdo con Jorge Luis Ostria, comandante de la Asociación de Bomberos del Estado de Michoacán (ABEM), existe información que revela que en el autobús viajaban 35 personas y en el tractocamión una, por lo que el número de víctimas podría aumentar luego que solo se rescataron a nueve heridos.