CuartoPoder / Antonio García García

Silvano Aureoles no debería abandonar el cargo por competir en las elecciones presidenciales del 2018, pues ello generaría convulsiones en el estado por ser necesaria la reformulación de todos los planes de gobierno ante la llegada de un nuevo gobernador.

Así lo observó el presidente de la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán, Roberto Ramírez Delgado, quien enfatizó que “lo que menos se necesita el estado son relevos institucionales”.

“Platiqué con él para invitarlo a que cumpla con los 6 años de mandato que le dio el pueblo michoacano… ya después habrá oportunidad si es que hace adecuadamente su labor en el estado”, señaló.

Empero, admitió que comprende la desesperación que sufre el perredismo al ver que el Sol Azteca no realizado un buen ejercicio que pueda respaldar candidatos internos con verdaderas oportunidades de ganar la presidencial.

De este modo, finalizó al vaticinar que todas las voces que se han erigido en contra de la separación del cargo del mandatario estatal, al final tendrán resultados positivos.