CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Michoacán.- A unas semanas de que concluyan las administraciones municipales, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo pidió no bajar la guardia ante la situación de COVID-19 que se vive en la entidad, más porque los hospitales podrían saturarse en próximas semanas, siendo Morelia y Lázaro Cárdenas los de mayor afectación.

Y es que enfatizó son los municipios los que deben reforzar las medidas de protección para reducir el riesgo de contagio de COVID-19, más porque la mayoría de los casos que llegan a los hospitales son referidos a las ciudades de mayor capacidad como son Lázaro Cárdenas y Morelia, las cuales hoy tienen más de 2 mil 100 casos activos de los 3 mil 929 que se tienen hoy.

Asimismo, indicó que los Gobiernos Municipales tienen que dar mayor coordinación con los Gobiernos Federal y Estatal para el tema de la vacunación, toda vez que no hay interés en su realización y poca promoción para que vaya la gente, lo que genera cancelar la jornada de vacunación.