Un adecuada higiene bucal no garantiza únicamente una sonrisa impecable, sino que puede salvarte incluso de padecer cáncer en la boca. Así lo dio a conocer una investigación realizada por El cirujano dentista Iroel Alaín Solís Cárdenas, egresado del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara en la investigación titulada La pobre higiene como factor de riesgo en el carcinoma oral de células escamosas”.

Se recomienda cambiar el cepillo dental cada seis meses.

En ella, se encontró que tener sarro y placa dentobacteriana es un factor que aumenta el riesgo de padecer cáncer bucal. Para el estudio se realizaron pruebas en 82 personas, de las cuáles 26 tenían carcinoma de células escamosas, uno de los tipos de cáncer más agresivos que afectan la boca. Las otras 56 personas restantes, no tenían ninguna enfermedad.

La investigación arrojó también que 20 de las personas que padecían cáncer bucal no realizaban una higiene adecuada al lavar sus dientes y no consumían alcohol o fumaban. Mencionó que la placa dentobacteriana eleva hasta un 17.7 por ciento el riesgo de padecer cáncer en la boca, mientras que el sarro lo eleva en un 8.4 por ciento.

El cepillo dental es una excelente herramienta para evitar problemas bucales.

La placa es una sustancia adherente que se acumula entre los dientes y a su alrededor. El examen de identificación de la placa dental en el hogar muestra en dónde se acumula dicha placa. Esto le ayuda a saber qué tan bien se está cepillando y usando el hilo dental.

La placa es la mayor causa de caries dental y de la enfermedad de las encías (gingivitis). Es difícil de observar a simple vista, debido a que es de color blanquecino como los dientes.

El cáncer oral se puede formar en cualquier parte de la boca. La mayoría de los cánceres bucales comienzan en las células planas que cubren la superficie de su boca, lengua y labios. Cualquier persona puede tener cáncer bucal, pero el riesgo es más alto en hombres, consumidores de tabaco, personas con VPH o con antecedentes de cáncer de cabeza o cuello. La exposición frecuente al sol también es un factor de riesgo de cáncer labial.

Los síntomas del cáncer bucal incluyen:

  • Manchas blancas o rojas dentro de la boca
  • Una llaga en la boca que no se cura
  • Hemorragias en la boca
  • Caída de dientes
  • Problemas o dolor para tragar
  • Un bulto en el cuello
  • Dolor de oído

Las pruebas para diagnosticar el cáncer oral incluyen un examen físico, endoscopia, biopsia, y pruebas de imagen. Los tratamientos para el cáncer bucal pueden incluir cirugía, radioterapia y quimioterapia.