CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

El ayuntamiento moreliano inició las obras de la primera etapa de peatonalización del Centro Histórico capitalino, tras una serie de polémicas entre la administración municipal y el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Antonio Plaza Urbina, secretario de Efectividad e Innovación Gubernamental, reveló que la Peatonalización inició con la intervención de las calles Miguel Bernal Jiménez, Nigromante e Ignacio Zaragoza, ésta última, en la que ya se ha levantado el concreto y asfalto.

Agregó que en el Centro Histórico moreliano se construirá un circuito accesible para todas las personas, el cual conectará los entes públicos existentes y los monumentos históricos.

Recordó que las obras inician con recurso cien por ciento municipal, el cual está programado para aplicarse en siete calles del primer cuadro.

Plaza Urbina precisó que este programa inició en la calle Nigromante -de Santiago Tapia a Ocampo-, la cual será totalmente peatonal, así como en la calle Zaragoza -entre la Avenida Madero y la calle Ocampo- y la rúa de Benito Juárez -entre la Avenida Madero Poniente y Ocampo-, en las cuales se efectuará una peatonalización parcial pues se dejará un carril vehicular.

Refirió que las obras incluyen la rehabilitación y ampliación de banquetas, la construcción de aerodrén, colocación de bolardos metálicos, colocación de mobiliario y vegetación.

El funcionario municipal apuntó que la peatonalización impactará en los barrios de Las Rosas, de La Merced y el primer cuadro norte del Centro, por lo que conectará edificios y espacios públicos como la Catedral, Palacio de Gobierno, las plazas Melchor Ocampo y de Armas, los Portales, el Conservatorio de las Rosas, el Palacio Clavijero, el Colegio de San Nicolás, la Biblioteca Pública, el Mercado de Dulces, el Antiguo Cine de Morelia y la Antigua Central de Autobuses.