CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Michoacán.- Pocos acuerdos y con carta libre al crimen organizado para hacer de las suyas en ciertos horarios es lo que se da a entender con la reunión que sostuvieron el pueblo de Aguililla con la milicia y las autoridades del Gobierno de México y del Gobierno de Michoacán.

Patrullajes en ciertos horarios para no exponer la integridad y vida de los militares, dar las condiciones a la milicia para que sigan en el cuartel, pero principalmente garantizar la movilidad por la carretera en ciertos horarios, son cuestiones que se propusieron durante la tarde de ayer en la reunión, donde la Iglesia tiene un papel fundamental en la gestión.

De acuerdo al párroco de Nuestra Señora de Guadalupe, Gilberto Vergara la negociación duró mucho y fue desordenada, pero se logró hacer escuchar el grito de auxilio por parte de los habitantes de Aguililla.

Indicó que el trato fue bueno y que algunos puntos que podrían concederse de primera instancia es abrir la carretera Apatzingán-Aguililla y haya un patrullaje puntual por parte de la milicia en un horario de 9:30 – 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde.

“En cierto punto para el personal militar es peligroso por la noche y habrá especie de horario diurno. Abrir como a las 09:30 o 10:00 de la mañana, dependiendo de las circunstancias, y a las 6:00 de la tarde se retira. Ya sabemos lo que pasa cuando se retiran los militares o cualquier fuerza del estado”, dijo la reconocer que hay riesgo de que el crimen organizado haga de las suyas.

Este punto, los integrantes del Cuartel Militar lo presentarán a sus superiores para ver si es lo primero que se concede, en tanto a ellos se les restablecerá el agua y los servicios básicos, “para no hacerlos sufrir”.

“Sé que suena qué poco, pero créanme cuando hemos vivido sin comer, cualquier migaja nos sabe a banquete. De alguna manera esto es un logro y vamos a ver cómo se desarrolla durante los días que viene”, enfatizó el padre.

El padre comentó que por parte del Gobierno Federal estuvo en la reunión Lorenzo Gómez Hernández, director general adjunto de Gobierno de la Secretaría de Gobernación (Segob); Félix Arturo Medina Padilla, titular de la Unidad de Políticas y Estrategias para la Construcción de Paz con Entidades Federativas y Regiones de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana; y Enrique Irazoque Palazuelos, titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Segob.

Mientras que por parte de Gobierno del Estado estuvo Gustavo Arias Garduño, subsecretario de Gobierno. Y el General Montealegre, además de otros miembros de la milicia.

El pliego petitorio que se entregó, consta de lo siguiente:

  1. Garantía de libre tránsito. En cumplimiento al artículo 11 de nuestra Carta Magna que protege los derecho humanos y que reza – Toda personas tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes (…) -, derecho que nos ha negado grupos subversivos ajenos a nuestro municipio.
  2. Seguridad pública para poder transitar libremente en el trayecto Apatzingán-Aguililla sin el temor de ser agredidos, robados, secuestrados o desaparecidos por el simple hecho de validar el contenido del párrafo anterior.
  3. Solicitar a los organismos pertinentes una investigación ante los hechos ocurridos el día 27 de junio y el 01 de julio del presente, en el que civiles fueron agredidos con balas y gases por elementos del 51 B.I de la 43/a Zona Militar que se encuentra en el municipio de Aguililla.

Además de acciones directas:

–    Rehabilitación y mantenimiento a las vías de comunicación que están conocidamente deterioradas.

–    Culminación de proyectos carreteros, en especial la carretera Aguililla-Coalcomán que bastante nos ha servido en esta crisis social pero que se vuelve intransitable en temporada de lluvias. Así también la apertura de la carretera Aguililla-Caleta de Campo del municipio de Lázaro Cárdenas.

–    Aplicación de programas sociales federales que permitan la activación de la economía, con énfasis en el empleo.

–    La instalación de una sucursal del Banco del Bienestar que coadyuve en la captación de remesas enviadas por los paisanos residentes en los Estados Unidos. Y el cobro de las pensiones a los adultos mayores.

–    Reconstruir los mecanismos que aseguren el suministro de la energía eléctrica.

–    Reforzamiento de los programas de salud, incluyendo la puesta en marcha del Hospital Rural existente en la población de Aguililla y que este disponga de servicios básicos.

–    Vigilancia en las instalaciones que refuercen y garanticen los servicios de telefonía e internet, permitiendo así el acceso a las plataformas digitales, y lograr la comunicación en general y la toma de clases a distancia.

–    Se preste de igual forma atención y financiamiento especial a la educación, cultura y deporte que ayuden al mejoramiento del tejido social.

Todo lo anterior, como parte del documento que se concretó para el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y con copia para la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el General de Brigada, D.E.M. Comandante, 43/a Zona Militar de Apatzingán; y el secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Israel Patrón Reyes.