CuartoPoder / Marco Antonio Duarte

Morelia, Mich.-José Manuel Mireles Valverde, el polémico ex vocero de los Grupos de Autodefensa en Michoacán, acusó este sábado al gobierno del ex presidente Enrique Peña

Mireles Valverde, quien ha sido señalado por Hipólito Mora Chávez, fundador de las autodefensas, de permitir la infiltración del narcotráfico en ese movimiento civil,  utilizó sus redes sociales para revelar qué en enero del 2014 fue requerido por el director de Seguridad Nacional -el extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN)-, que encabezaba Eugenio Ímaz Gispert, quien le habría pedido la matrícula de la avioneta tras reclamarle el avance de los civiles armados en la Tierra Caliente.

“Enero 2014, al recuperar la zona de tierra caliente fui requerido por el director de seguridad nacional, su primer comentario fue: ¿Por qué diablos tomaste la zona sin pedirnos permiso? Respondí: envío información de los campamentos de los delincuentes y ustedes no los detienen.

Muy molesto me exigió el número de matrícula del avión en que viajaba. De regreso a Michoacán, sólo alcancé a oír al piloto gritar, nos dieron. Nuestro avión fue derribado. Hoy entendemos su molestia por limpiar y recuperar a Michoacán de las manos del crimen organizado”, precisó Mireles Valverde.

Cabe mencionar que la avioneta fue derribada la tarde del 4 de enero del 2014, cuando en compañía de un piloto, un copiloto y tres personas más, regresaba del Estado de Jalisco a Michoacán. La aeronave cayó en la comunidad de Zicuirán, en el municipio michoacano de La Huacana.

Líderes de las autodefensas, entrevistados en ese entonces y bajo la condición de reservar su identidad, aseguraron que Mireles Valverde volvía de Jalisco tras una reunión con personajes que le ofrecieron el transporte aéreo, armas de fuego y recursos económicos para continuar la lucha contra el Cártel de Los Caballeros Templarios.