CuartoPoder / Marco Antonio Duarte Aguilar

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) cumplimentará de un momento a otro una orden de aprehensión que existe en contra de Ignacio Andrade Rentería “El Cenizo”, ex líder del cártel de Los Caballeros Templarios, por el homicidio del también narcotraficante Carlos Rosales Mendoza, fundador de la Familia Michoacana y compadre del capo del càrtel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén.

La fiscalía estatal podrá cumplimentar el mandato de captura en prisión, es decir, notificará a “El Cenizo” sobre este procedimiento en el interior del Centro Federal de Reinserción Social (CEFERESO), de la ciudad de Gómez Palacio, Durango, donde se encuentra recluido.

Carlos Rosales fue ejecutado a balazos con otras cuatro personas el 28 de diciembre del 2015, y sus cuerpos fueron abandonados sobre la autopista Siglo XXI.

Una de las líneas de investigación que sigue la PGJ apunta a la presunta responsabilidad de “El Cenizo” en el múltiple crimen, derivado al parecer de diferencias tras una cumbre de narcos.

“El Cenizo” fue detenido el pasado miércoles en el poblado de Los Olivos, en los límites de los municipios de La Huacana, Nueva Italia y Parácuaro.