CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-Hasta el último día de su vida, el ingeniero agrónomo y ex diputado local, Pascual Sigala Páez, fue un gran impulsor por el cuidado y rescate del medio ambiente y hoy, los integrantes de la LXXIV Legislatura de Michoacán hicieron justicia y declararon el 5 de junio “Un árbol por la vida”, programa que establece la reforestación como una estrategia para recuperar las hectáreas que se pierden por diversos factores, principalmente por el cambio de uso de suelo, la tala clandestina y los incendios forestales.

Los integrantes de la Comisión de Desarrollo Sustentable y Medio Ambiente impulsaron la propuesta entre sus compañeros, la cual fue altamente aceptada por los parlamentarios, principalmente por Adriana Hernández Íñiguez, quien agradeció el voto de sus compañeros y, a nombre de Pascual Sigala, dijo que no importa los colores partidistas, sino las acciones sociales que engrandecen al ser humano y que esta, fue una de humanidad de su esposo.

La integrante de la Comisión, Lucila Martínez Manríquez fue la encargada de dar a conocer la propuesta, en la que destacó la contribución del Ing. Pascual Sigala Páez sobre sus campañas de reforestación en cientos de hectáreas que se han visto afectadas por diversos factores, tanto en el ámbito urbano como en el rural.

“Un árbol por la vida no debe verse como un programa o proyecto político, se debe verse como el sueño de un hombre comprometido con sus ideales y con el beneficio social; más que un árbol, sembró valores, principios y un gran sentido de la responsabilidad ambiental entre la sociedad”, dijo la parlamentaria perteneciente a la fracción del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

Resaltó que las nuevas generaciones deben valorar la naturaleza y ser más responsables con su cuidado, más porque los riesgos son inminentes en el medio ambiente y poniendo en peligro el futuro de los humanos.

“Hemos sido irresponsables con la madre Tierra y, en consecuencia, se han agudizado los desastres naturales y se ha dificultado el acceso a recursos naturales tan vitales como el agua”, refirió la diputada.

Por lo que comentó que una estrategia para contrarrestar y aminorar los daños es Un árbol por la vida, que además de plantar miles de árboles, es también dejar una semilla en generaciones para que adquieran un compromiso de cuidarlo.

El proyecto fue aprobado con 30 votos de los diputados, el cual entrará en vigor a partir del 2021 y, para este año se realizará el próximo 12 de julio.