CuartoPoder /Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-Con una postura de “abrazos, no balazos”, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador confirmó que son 6 los mexicanos que perdieron la vida el pasado sábado, luego del atentado que se registró en El Paso, Texas, Estados Unidos.

Durante su gira de trabajo en Huetamo, como parte de la supervisión a los Hospitales Rurales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Bienestar, el mandatario federal comentó que, a pesar del hermetismo que ha manejado el país vecino, comentó que la cifra de mexicanos fallecidos incremento de tres a seis.

“Hoy, desgraciadamente, ya el informe que dio el FBI, que no querían que se conociera porque entendemos que se están haciendo las investigaciones, lo lamentable que se confirman que son 6 mexicanos los que perdieron la vida y 7 heridos en El Paso, Texas (…), abrazos no balazos, esa es nuestra postura”, refirió.

Por lo que comentó que se ha dado instrucciones al secretario de Relaciones Públicas, Marcelo Ebrard, al cónsul y a diversos gobernadores a que ayuden en lo necesario.

“Quiero adelantar que le pedí a Marcelo Ebrard, que a pesar del dolor e indignación, actuaremos con responsabilidad. En Estados Unidos hay elecciones, están en campaña y nosotros no queremos inmiscuirnos en asuntos internos de otros países. Vamos a seguir manteniendo los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos”, agregó.

El mandatario estatal, Silvano Aureoles Conejo consideró que estos hechos son consecuencia de un discurso y postura racista por parte del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, “que provoca estos hechos de que un desquiciado asesine de manera cobarde”.