CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-Con una crítica puntual al uso indiscriminado de las armas, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador informó que el número de fallecidos en el atentado en El Paso, Texas, Estados Unidos, incrementó a 7; la mayoría de ellos de Ciudad Juárez, Chihuahua.

Especificó que esta situación se da por diversas circunstancias especiales relacionadas al odio, fobia y desequilibrio entre los estadounidenses, por lo que precisó que la violencia no debe resolverse con más violencia y que los hechos registrados en El Paso, Texas, están relacionados con el “xenofobia que se conoce como odio al extranjero, al migrante”.

Por lo que puntualizó que se está pidiendo que se castigue a los responsables y que las autoridades asuman la responsabilidad, principalmente por el uso indiscriminado de las armas. “No está bien, no somos nadie para recomendar lo que tiene que hacer otros Gobiernos, pero en México hay control sobre el manejo de las armas”.

Indicó que en los Estados Unidos, así como en otros países, la compra y venta de armas es normal y es considerado como “cualquier mercancía”, por lo que aseguró que no existe control y es necesario “rectificar y cambiar esas normas”.

Aunque reiteró que México es respetuoso a las decisiones que tomen otros gobiernos, pero que si es necesario atender esta situación que hoy, afectó a los mexicanos.