madre-Brandon

CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

madre-Brandon

Los padres de Brandon Barrera García, normalista acusado del incendio de tres autobuses, iniciaron este miércoles un ayuno de 48 horas en la puerta principal del Palacio de Gobierno, donde acusan a la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) de mantener a su hijo como “preso político”.

Sandra García Chávez, madre de Brandon, exigió al Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Michoacán (STJEM) valorar las pruebas que la defensa del normalista ha presentado para demostrar su inocencia.

“Ahorita estamos a la espera de la resolución de la apelación, pero no hay fecha para una audiencia, el 20 acabala dos meses en el CERESO de Mil Cumbres, pero como es un caso político todas las pruebas que hemos aportado para demostrar su inocencia no las han valido”, indicó.

García Chávez reiteró que su hijo es acusado del incendio de tres autobuses el 6 de abril en la comunidad de San Juan Tumbio, sin embargo, ese día Brandon se encontraba en su ceremonia de graduación del Centro de Actualización Magisterial de Michoacán (CAMM).

“Lo tienen como cualquier preso, no es un lugar para un maestro, está conviviendo con personas de todo tipo, lo tienen con personas de delincuencia organizada, es un ambiente muy feo, no es un ambiente para un estudiante, para un maestro”, indicó.

Cabe mencionar que Brandon Barrera es acusado por la fiscalía estatal de incendiar tres autobuses como reacción por la intervención policial del 5 de abril en el poblado de Arantepacua, en el municipio de Nahuatzen, donde fueron asesinados cuatro indígenas.