CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-Uno de los sectores más golpeados durante la pandemia DE COVID-19 son las trabajadoras del hogar; la mayoría ha tenido que quedarse en sus casas sin un sustento fijo o simplemente en sus trabajos les dieron las gracias.

De acuerdo al Observatorio Género y COVID-19 en México, el trabajo doméstico y los cuidados en el hogar se han incrementado por la necesidad de mayores medidas de sanitización de los espacios.

Sin embargo, indica que muchas trabajadoras del hogar han enfrentado despidos injustificados; suspensión indefinida sin goce de sueldo o reducción del mismo; o permanecer en confinamiento en el lugar que trabajan, sin oportunidad de ver a sus familiares.

Señala que el no generarse ingresos, ocasiona que las familias no cuenten con lo necesario para el sustento diario.

De acuerdo al Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH) de marzo a mayo se han recibido 300 quejas por violaciones a los derechos laborales de este sector, principalmente por la reducción de salarios y despidos injustificados.

Mientras que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó un recorte de 459 personas trabajadoras del hogar que perdieron su seguridad social.