CuartoPoder / Redacción

Morelia, Mich.- Ni austeridad republicana, mucho menos pobreza franciscana. Los sueldos de algunos funcionarios federales no reflejan el rigor presupuestal proclamado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Según la Nómina Transparente de la Administración Pública Federal, el delegado de la Secretaría del Bienestar en el estado de Michoacán, Roberto Pantoja Arzola, recibe un salario bruto mensual de 122 mil 512 pesos. Su salario neto ESTIMADO es de 85 mil 145 pesos. El responsable de los programas sociales para apoyar “al pueblo, a los que menos tienen”, recibirá un estimado (“estimado” quiere decir que puede ser más, nunca menos) anual superior al millón de pesos.

El salario mensual de Roberto Pantoja Arzola es superior a lo que percibe el gobernador de Michoacán, Silvano AureoNÓNles Conejo, con una remuneración mensual NETA de 73 mil 162 pesos (http://www.secfinanzas.michoacan.gob.mx/download/informaci%C3%B3n_presupuestal_2016(2)/f_tabuladores_plaza/2017/Remuneracion-Mensual-de-Mandos-Medios-y-Superiores-2017.pdf)

La Nómina Transparente de la Administración Pública Federal marca que el sueldo bruto (antes de los diversos descuentos) del presidente López Obrador es de 155 mil 835 pesos; el salario mensual estimado del titular del ejecutivo federal es de 108 mil 305 pesos. El delegado federal en Michoacán percibe 23 mil 160 pesos menos que el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.