CuartoPoder / Redacción

Luego de varios años lejos de Acapulco, la noche de este viernes Luis Miguel reapareció en la discoteca Belive para disfrutar la vida nocturna del Puerto.

Luciendo notablemente más delgado, con cabello corto y muy feliz, El Sol estuvo rodeado por sus amigos cercanos quienes también se mostraron amables ante los asistentes desde un balcón privado.

Durante un momento de la noche, en el antro sonó la “La Chica del bikini Azul” por lo que Luismi se puso a cantar, situación que aprovecharon los presentes para grabar mientras el cantante mandaba besos y a aplaudía a la gente.

Con información de coctelacapulco.com