CuartoPoder / Marco Antonio Duarte

Morelia, Mich.-El municipio de Aguililla gozó de menos de 12 horas de energía eléctrica, luego que este martes presuntos sicarios nuevamente cortaron el suministro, a pesar que el gobernador Silvano Aureoles Conejo presumió que su administración había reestablecido el servicio.

Gilberto Vergara, sacerdote católico que ha alzado la voz por los habitantes de Aguililla, reiteró que Aguililla es un pueblo de la Tierra Caliente olvidado por los gobiernos del presidente Andrés Manuel López Obrador y del gobernador Silvano Aureoles.

El presbítero advirtió que la crisis humanitaria que vive Aguililla se ha agudizado, luego que este martes sicarios que se hacen llamar como miembros de “bases sociales”, han instalado barricadas en al menos tres puntos de la carretera Aguililla-Buenavista-Apatzingán, para controlar el paso de vehículos y suministros.

“Pues nada más para comunicarles que hoy nuevamente han bajado la luz en Aguililla y está nuevamente el pueblo sin luz, sin comunicación. Ya sabíamos que iba pasar algo así. Las bases sociales les llaman acá –sicarios-, de los diferentes pueblos están en máxima alerta. Ya han armado barricadas y tienen gente ya no solamente en División del Norte, sino también en Catalinas, en Pinzándaro, y han puesto costales como tipo de barricadas al lado del camino”, señaló.

Cabe mencionar que las barricadas son protagonizadas por sicarios de Los Viagras, el brazo armado del cártel de La Nueva Familia Michoacana, quienes desde hace más de seis meses mantienen una cruenta lucha contra la también organización criminal autodenominada como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).