Cuartopoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Michoacán.-El gobernador Silvano Aureoles Conejo anunció que acudirá ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Corte Interamericana de Derechos Humanos e, incluso, con el gobierno de Joe Biden, presidente de Estados Unidos, para denunciar la presunta participación del crimen organizado en la elección de Gobernador de Michoacán del pasado seis de junio.

Silvano Aureoles, militante del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y quien concluirá su mandato de seis años el próximo 30 de septiembre, acusó al presidente de México Andrés Manuel López Obrador de permitir la supuesta operación del crimen organizado para la coacción del voto, en favor de candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Cabe mencionar que el seis de junio, Alfredo Ramírez Bedolla, candidato de la alianza conformada por Morena y el Partido del Trabajo (PT), ganó la elección de Gobernador al obtener 730 mil 836 votos, por los 680 mil 952 sufragios a favor de Carlos Herrera Tello, abanderado de la coalición de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI).

Herrera Tello, antes de la elección, se desempeñaba como secretario de Gobierno de Aureoles Conejo, el segundo cargo en importancia detrás del gobernador del Estado.

“Se debe anular la elección, es una situación de alarma nacional que el gobierno, instituciones y sociedad debemos parar. He pedido, de forma pública, que la elección de gobernador en Michoacán debe de anularse por las anomalías, las incidencias y la clara injerencia del crimen en la inducción del voto a favor de Morena”, sostuvo Silvano Aureoles.

El mandatario estatal también acusó que los ex gobernadores Leonel Godoy Rangel (PRD) y Jesús Reyna García (PRI), operaron a favor de Morena en Michoacán y en presunta complicidad con el crimen organizado. Ambos ex gobernadores rechazaron tener vínculos con la delincuencia organizada.

“Hay más de 90 pruebas que se han presentado ante las instancias correspondientes que demuestran cómo el crimen organizado obligó a marcar las boletas a favor de Morena, en determinados distritos electorales. Seguiré hasta donde tope sin temor para defender a Michoacán del narcogobierno, por eso acudiré a la Corte Interamericana de Derechos Humanos y con la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet”, advirtió.

Por su parte, Alfredo Ramírez Bedolla dijo que las declaraciones de Silvano Aureoles carecen de sustento, y adelantó que una vez que tome posesión como gobernador de Michoacán iniciará una revisión de la administración del perredista.

En Michoacán operan al menos nueve cárteles de droga, que se disputan a sangre y fuego el control de actividades ilícitas en los 270 kilómetros de litoral en el pacífico y los 113 municipios michoacanos.

Autoridades federales y estatales han identificado a estas nueve organizaciones criminales como los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG), La Familia Michoacana, La Nueva Familia Michoacana (escisión de la anterior), Los Caballeros Templarios, Cártel de Tepalcatepec, Cártel de Los Reyes, Cártel de Zicuirán, Cártel de Los Correa y el Cártel del Camaleón.