Por Jesús Tavarez Nieto

Hemos venido manifestando a lo largo de más de 2 décadas, dentro y fuera del sindicalismo magisterial, que los trabajadores de la educación, NO PODEMOS seguir enfrentados física y verbalmente en las Escuelas y Centros de Trabajo.

Desafortunadamente, los intereses políticos de los Dirigentes Nacionales del Sindicato Oficialista y de diversas expresiones han expresado en sus discursos y mensajes “Que el Agua y el Aceite no se juntan” como si los trabajadores de la educación fuéramos enemigos.

Y se ha inculcado tanto en las diferentes fracciones magisteriales un conflicto gremial estéril, que sin importar la familia y los hijos del trabajador, se ha llegado al extremo de generar un ambiente laboral hostil y expulsar o cerrar las puertas de los compañeros maestros por pensar diferente a lo que plantean los Representantes.

Han sido muchos años de división política, persecución ideológica, descuido a los alumnos y de dar ascensos a Puestos Directivos a trabajadores sin compromiso, sin vocación profesional y ética moral.

Desde nuestros espacios, al interior de las diversas expresiones sindicales en las que hemos participado como integrantes del Sindicato, como Docentes o Directivo de Educación Secundaria, hemos manifestado nuestra postura de respeto, libertad, justicia y democracia en el gremio magisterial.

Durante el Proceso Electoral Constitucional 2020-2021, hemos sido testigos directos e indirectos de las 7 Fuerzas Políticas que postularán a 7 CANDIDATOS a la Gubernatura de Michoacán: Alianza Patriótica MORENA-PT, Alianza PRD-PRI-PAN, Fuerza X México, PVEM, PES, MC y RSP.

Como parte del magisterio, tratamos de hacer análisis y balances objetivos y le apostamos con mucha fé, a que la ya próxima Jornada Electoral del domingo 6 de junio, RESULTE electo un Gobernador Constitucional comprometido con el desarrollo integral de Michoacán, con la estabilidad y la nueva Gobernanza.

Desgraciadamente, durante los últimos Sexenios no se ha podido una política educativa en el Gobierno Estatal que llame a la atención sin distingos ideológicos, a la concordia y al respeto de la pluralidad.

Esta delicada cuestión, orilla a los trabajadores de la educación a solapar y permitir la corrupción sindical, los abusos de poder, la impunidad y la persecución política laboral.

Yo creo firmemente, que el próximo Gobernador de Michoacán sea de la Alianza MORENA-PT, de la Alianza PRD-PRI-PAN, de Fuerza X México o de cualquier otro Partido Político, DEBE REALIZAR verdaderos cambios en el Sector Educativo y agotar esfuerzos y acciones que permitan regularizar la vida educativa y laboral, que ha afectado severamente a más de 25 Generaciones de Alumnos de Educación Inicial, Preescolar, Primaria, Secundaria, Bachillerato y Educación Superior.

La afectación, ha sido responsabilidad de todos los que hemos permitido los abusos de poder y la desviación de la esencia de lo que debe ser un Sindicato de Maestros y el sindicalismo en general.

Nos PRONUNCIAMOS pública y seriamente por un Sindicalismo Diferente, más transparente, más democrático, más respetuoso y más respetable.

Apoyaremos la Propuesta del Candidato a Gobernador que más se comprometa con la Sociedad, con el desarrollo de Michoacán y del país.

Confiamos en una Elección libre, respetuosa y que verdaderamente se preocupe con la educación y los trabajadores.

Los trabajadores de la educación somos libres de participar en el Partido Político de nuestra preferencia sin temores y sin presiones. Ocupamos un mejor Michoacán y un mejor país.