CuartoPoder / Emanuel Matta

Agentes de la Base de Operaciones Mixtas (BOM) “reventaron” este miércoles un narcolaboratorio que funcionaba en el municipio calentano de Parácuaro, uno de los municipios en disputa entre los diversos cárteles de la droga que operan en Michoacán.

Información oficial refiere que la fábrica de la droga sintética denominada como “cristal” fue localizada en una zona agreste de este municipio, colindante con Apatzingán, sin embargo, los “cocineros” lograron huir antes del arribo de los uniformados.

En el lugar, los uniformados incautaron dos reactores químicos con capacidades de 200 y 50 litros respectivamente, un tanque de 30 kilos con gas, cuatro quemadores, diversas mangueras y seis tambos metálicos con precursores químicos.

Además, en el narcolaboratorio fueron decomisados siete garrafones con 10 litros de una sustancia química no precisada aún y 60 kilogramos de sosa cáustica e hidróxido.