Morelia, Michoacán, a 1 de marzo de 2018.- En aras de regular las ambulancias que operan en la entidad, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris), continúa con el programa de regularización de estas unidades.

El objetivo es verificar que el personal médico o paramédico que atiende a las o los pacientes a bordo de una ambulancia cuente con la capacitación requerida y que las unidades móviles tengan el equipo e instrumental suficiente para brindar el auxilio, y así evitar algún riesgo durante su traslado a una unidad médica, clínica u hospital.

Para ello se organizan reuniones con personal de la SSM, la Secretaría de Seguridad Pública, Protección Civil, los institutos Mexicano del Seguro Social y de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado, el Centro Regulador de Urgencias Médicas y la Secretaría de Finanzas y Administración (dependencia que entrega las placas a las ambulancias), entre otras instancias.

En estas reuniones se invita a las instancias antes mencionadas a regularizar su situación acudiendo a la Coepris o bien a las oficinas de alguna de las ocho Jurisdicciones Sanitarias que hay en el interior del estado.

Las ambulancias son visitadas y verificadas por personal de la Coepris, con el objetivo de conocer si cuentan con el aviso de funcionamiento, con un responsable sanitario, con el equipo e instrumental médico indispensable para atender a un paciente crítico y para saber si tienen los suministros y medicamentos necesarios para atender a la población.

Los tipos de ambulancia son de traslado, de urgencias médicas básicas y avanzadas y de cuidados intensivos.

Una vez que las ambulancias cumplen con todos los requisitos, la Coepris les extiende un Dictamen Técnico que las avala como aptas para regularizarse.