CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

Morelia, Mich.-El Gobierno de Michoacán ha olvidado durante dos años a los padres, viudas e hijos de los 13 agentes de la Policía Michoacán que fueron emboscados y ejecutados por sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el 14 de octubre del 2019 en el municipio de Aguililla.

Los familiares de las víctimas exigieron este jueves justicia tras el cobarde ataque que sufrieron 42 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Michoacán, de los cuales 29 lograron salvar su vida, aunque de éstos nueve resultaron malheridos.

Los deudos de los uniformados caídos marcharon esta tarde desde la zona de Las Tarascas al Centro Histórico de Morelia, donde a las afueras del Palacio de Gobierno revelaron que las administraciones del ex gobernador Silvano Aureoles Conejo, ahora de Alfredo Ramírez Bedolla, no han cumplido la promesa de becas para los huérfanos y empleo para las viudas, pero tampoco la aplicación de justicia.

El ataque ocurrió el 14 de octubre del 2019, en las inmediaciones de la tenencia de El Aguaje, donde los agentes viajaban en cinco patrullas, varios de ellos, armados solo con una pistola y nueve balas.

En ese entonces, Adrián López Solís, fiscal General de Michoacán, reveló que el ataque fue perpetrado por más de 30 sicarios armados con rifles tipo Barrett y de asalto, quienes dispararon desde al menos cinco vehículos de diferentes características y con blindaje artesanal.

“Fueron sorprendidos por un grupo superior a 30 personas, que viajaban a bordo de cinco vehículos de diferentes características, presumiblemente blindados, desde donde les dispararon con armas de grueso calibre”, dijo.

El ex secretario de Gobierno y uno de los hombres de confianza del ex gobernador Silvano Aureoles Conejo, detalló que la carpeta de investigación fue enviada a la Fiscalía General de la República (FGR), luego que el crimen se lo atribuyó el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Dos patrullas fueron calcinadas y dos más presentaron severos daños por impactos de bala y, sobre éstas últimas, sicarios dejaron narcomensajes firmados por la célula criminal del CJNG en Aguililla, municipio natal de Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, líder de esa organización delictiva.