CuartoPoder / Redacción

Morelia, Mich.- Con 30 votos a favor, 6 en contra y cero abstenciones, el Congreso del Estado de Michoacán aprobó la reforma educativa.

Los integrantes de la fracción del PAN mantuvieron su postura en contra con el argumento de que la propuesta no tiene las bases que garanticen las condiciones para otorgar uma educación de calidad.

“Quedar bien con el presidente no es nuestra prioridad”, sentenció el diputado Oscar Escobar y dirigente de Acción Nacional en el Estado.

A su vez los diputados del PT, Brenda Fraga y Baltazar Gaona, coincidieron en que la reforma promovida en su momento por el expresidente Peña Nieto pretendía privatizar la educación a diferencia de la actual.

El PRD, en voz del diputado Octavio Ocampo, dejó en claro que será vigilante para garantizar que se cumpla con la generalización y trato digno a maestros. Y aseguró que a pesar de las irregularidades con las que se aprobó la reforma en el Congreso de la Unión, su partido da la confianza a otra iniciativa del Ejecutivo Federal.

A la par señaló que es necesario vigilar y garantizar el recurso para la educación impartida por universidades públicas. Dijo, además, que se debe garantizar que los planes y programas de estudio sean humanistas y con perspectiva de género.

También criticó que el sistema nacional de mejora educativa de la educacion, no fuera un organismo autónomo.

Por su parte, el coordinador de la bancada priísta afirmó que el reto de la educación en Michoacán es abrumador, por lo que propuso concretar acciones como el tema de los recursos con la creación de un fondo para la educación superior, además de concretar la federalización del pago de nómina y la orientación de un modelo educativo innovador.