CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) abrió una queja por la detención ilegal de 112 limpiaparabrisas, quienes fueron retenidos contra su voluntad en el extinto penal “Francisco J. Múgica”, en Morelia.

La Visitaduría Regional de Morelia integró el expediente número MOR/233/20117 en contra de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), ante la inconformidad que los 112 limpiaparabrisas y sus familias externaron en la CEDH.

De acuerdo con información oficial de la SSP, las 112 personas fueron detenidas el pasado martes a través de una redada que fue justifica en que la mayoría se encontraba bajo los efectos del alcohol o de drogas.

Tras ser certificados en la cárcel preventiva (barandilla), los 112 limpiaparabrisas fueron trasladados contra su voluntad a las instalaciones del extinto penal de Morelia, donde fueron mantenidos incomunicados para ser sometidos a una plática sobre adicciones.

La CEDH informó que el organismo no se opone a la práctica de políticas públicas a favor de los ciudadanos, pero sí a que la autoridad cometa violaciones a los derechos humanos previstos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Y es que, según el organismo, los 112 limpiaparabrisas sufrieron violaciones a sus derechos fundamentales de igualdad, libertad de expresión, asociación y de reunión.

Incluso, la CEDH cuestionó que en el extinto penal haya sido habilitado un Centro Especializado de Prevención y Rehabilitación de las Adicciones, dependiente de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), pues el inmueble no reúne las características para su funcionamiento.

De esta forma, el organismo emitió medidas cautelares contra la PGJ, SSP y la SSM. Hasta el momento, el gobierno de Silvano Aureoles Conejo no ha emitido ninguna postura al respecto.