Carlos-Garfias-Merlos-arzobispo-Morelia

CuartoPoder / Antonio García García

La ola de violencia que se registra en las diversas regiones de Michoacán aún es un tema preocupante para la Iglesia Católica, reconoció el arzobispo de Morelia, Carlos Garfías Merlos.

El líder religioso explicó que por el momento no existen indicios de riesgos o amenazas contra los sacerdotes católicos, pero reconoció que la inseguridad que vive el estado es preocupante.

Sin embargo, el también ex arzobispo de Acapulco aseguró que la iglesia católica coadyuva con las autoridades para combatir este flagelo, por lo que llamó a la ciudadanía a sumarse a las estrategias oficiales.

Garfias Merlos aclaró que no se rompe el estado laico con la participación de la iglesia en las mesas de seguridad que organiza le gobierno de Michoacán, pues el catolicismo sólo coadyuva en mejorar la atención a la ciudadanía.