CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.-Si los casos y defunciones por COVID-19 no disminuyen, el miércoles entrante sesionará el Comité Estatal de Seguridad en Salud para decretar un nuevo aislamiento obligatorio en Michoacán con el cierre total de las actividades no esenciales e implementación de actividades operativas de la Policía Michoacán y la Guardia General con la instalación de filtros sanitarios en carreteras y entradas y salidas de la entidad para contener el flujo de movilidad, anunció el gobernador del Estado, Silvano Aureoles Conejo.

En conferencia de prensa, el mandatario estatal dejó en claro que hoy se vive la etapa más crítica de la pandemia, donde la saturación de los hospitales, la escases del oxígeno y el cansancio del personal de salud son una realidad.

Y es que resaltó que, de contar con 15 municipios en focos rojos a inicios de diciembre, y que posteriormente incrementaron a 22, hoy son hasta 107 los que preocupan por el número de casos y defunciones que registran.

En ese tenor, el subsecretario y Director de los Servicios de Salud en Michoacán, Carlos Ramos Esquivel documentó que hay 3 mil 139 casos activos en la entidad y en 107 municipios registran defunciones.

Asimismo, indicó que de contar con 325 hospitalizados por día, hoy es de 631, por lo que la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) está al 72.63 por ciento de su capacidad hospitalaria en promedio, donde Morelia se encuentra al 96 por ciento.

“Estamos al 100 por ciento en algunas unidades médicas y hemos reconvertido camas y dejado de atender otros padecimientos como a mujeres embarazadas y diabéticos”, dijo.

Tan solo ayer martes, el Hospital General “Dr. Miguel Silva” tenía una cama disponible de las 90 que se tienen para la atención de pacientes con COVID-19; este día se espera ampliar a 32 camas más.

En el Hospital General de La Piedad no hay espacios para recibir más pacientes, Morelia se encuentra al 96.6 por ciento de su capacidad y los nosocomios en Apatzingán, Tacámbaro, Puruándiro, Cherán, Pátzcuaro, Zitácuaro y Maravatío están entre el 65 y 85 por ciento.

En cuanto al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) están al 110 por ciento y habilitando más espacios, y el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) está por llegar al 100 por ciento de su capacidad.

A lo anterior, el mandatario estatal, Silvano Aureoles especificó que hoy Michoacán está en riesgo de pasar al semáforo rojo la siguiente semana, por lo que se decretará alerta roja y las medidas sanitarias serán más estrictas.

“En unos cuantos días nos quedaremos sin atender más pacientes con COVID-19. Que la población entienda que el nivel de riesgo y acate las medidas”, subrayó.

Por lo pronto, informó que la Ley del uso Obligatorio del Cubrebocas entra en vigor mañana jueves 21 de enero, mientras que hoy las oficinas de Gobierno del Estado que no sean de salud, seguridad pública y servicios básicos deberán cerrar y hacer home office, además de acatarse el decreto del 06 de enero, el cual se amplía a partir de mañana en todo el estado de cerrar jueves a sábado a las 7 de la noche los establecimientos y el domingo un cierre total, a excepción de áreas de salud.

Mientras que en Morelia se aplicará la misma medida, pero se amplia de lunes a sábado y el domingo un cierre total.

Por lo que enfatizó que es esencial quedarse en casa y solo salir a realizar lo indispensable con el cumplimiento de las medidas de sanidad, a fin de reducir al mínimo la movilidad.

“El escenario es complicado, pero estamos a tiempo de reducir la situación si hay la cooperación de todos”, remató.