CuartoPoder / Antonio García García

Sería infructuoso detener o regular la producción, el comercio y la publicidad del consumo del alcohol, puesto que a pesar del problema de salud pública que representa el alcoholismo y la drogadicción, hay grandes intereses económicos detrás de la industria de las bebidas alcohólicas.

Así lo informó el titular de la Comisión Estatal Contra las Adicciones, Bruno Montesano Castellanos, quien acotó que ante esta imposibilidad gubernamental, es necesario que se ataque el problema de salud mediante el tratamiento personal de los enfermos.

Enfatizó que la prohibición de las sustancias narcóticas ha resultado siempre en un aumento del fenómeno del mercado negro y la violencia, por lo cual reiteró que es mejor tratar a los adictos en instituciones como Alcohólicos Anónimos.

A pesar de esto, los integrantes de AA aseguraron que con base en su ideología no pueden denunciar los abusos de la industria del alcohol. Sin embargo, apuntaron que sólo se enfocan en difundir el método de los 12 pasos como el más efectivo para sanar a los alcohólicos.