CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.- El proceso de entrega-recepción será ordenada, profesional y seria, aseguró el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo al negarse a hablar del proceso electoral hasta que concluyan los trámites de impugnaciones en los organismos jurisdiccionales.

En entrevista, indicó que serán las Secretarías de Gobierno, Finanzas y de Contraloría del Estado quienes estarán al frente del proceso de entrega-recepción, el cual dijo iniciará una vez que concluya el periodo de impugnaciones y de tribunales.

Con esto, dejó en claro que busca entregar cuentas claras y la siguiente administración reciba lo necesario para seguir laborando a favor de los michoacanos. “No quiero que a quien le toque recibir, reciba como recibí yo, que era un desastre. Será muy profesional y muy bien hecho”.

En el tema financiero, Aureoles Conejo recordó que este 2021 hay un presupuesto deficitario, el cual asciende a los 7 mil millones de pesos. Indicó que a fin de año podría haber problemas financieros, como ha sucedido en todos los años, dijo, pero que se tiene que trabajar en temas de contención de gastos para que “no sea tan pesado”.