Foto: Archivo

CuartoPoder / Emanuel Matta

Agentes de la Policía Ministerial encontraron los cadáveres de siete personas cuatro de ellos momificados, en el fondo de una barranca del municipio de Ecuandureo, zona en disputa por los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y La Nueva Familia Michoacán.

La fiscalía estatal confirmó el hallazgo de los cadáveres en el fondo de una barranca, cerca de una brecha que comunica las comunidades de Atacheo y Moreno Bravo.

Sin embargo, hasta el momento, la PGJ no ha revelado el sexo de las víctimas, quienes presuntamente fueron ejecutadas por sicarios al servicio del crimen organizado.

Hasta el momento, ninguna de las siete víctimas ha sido identificada, por lo que los cuerpos fueron enviados al Servicio Médico Forense (SEMEFO) del municipio de Zamora.

Cabe mencionar que en días pasados fueron detenidos cuatro presuntos sicarios en la comunidad de Tinaja de Vargas, en el municipio colindante de Tanhuato, quienes al parecer están implicados en la ejecución de estas siete personas.