Foto: Verónica Torres

CuartoPoder / Verónica Torres

Morelia, Mich.- Mientras no haya una legislación clara sobre las elecciones por usos y costumbres y el respeto a los derechos de los pueblos originarios, el proceso electoral del 2021 podría ponerse en riesgo con la no instalación de las casillas y enfrentamientos entre grupos antagónicos que no quiere los sistemas tradicionales, es decir, los partidos políticos, enfatizó el consejero presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), Ramón Hernández Reyes.

En entrevista, expuso que esta situación debe atraerla los diputados de la LXXIV Legislatura de Michoacán y que tienen que atenderse a más tardar en mayo del 2020, mes en el que arranca el proceso electoral en el estado para la elección de Presidencias Municipales, Diputados y Gubernatura.

Comentó que se trata de un tema que cada proceso electoral se toca y que hasta la fecha no hay avances desde la legislación, por lo que comentó que al menos en Cherán y Santa Cruz Tanaco se tiene que poner las reglas claras en cuanto al proceso electoral, donde eligen a sus autoridades bajo el sistema de usos y costumbres, pero también a quienes los representarán en las diputaciones y en la gubernatura.

“Estamos con toda la disposición para coadyuvar al respeto y hacemos votos para que este tema se cumpla antes de que arranque el proceso electoral”, dijo el consejero presidente.

Finalmente, recordó que el IEM es el órgano electoral que ha puesto las reglas para las elecciones por usos y costumbres, pero que necesariamente en Michoacán se requiere una adición a la Constitución Política en donde los grupos originarios tengan el reconocimiento correspondiente y se emita la ley reglamentaria.