Print Friendly, PDF & Email

CuartoPoder / Marco Antonio Duarte

Morelia, Mich.-Soldados del Ejército Mexicano abatieron a cinco sicarios, detuvieron a dos más y aseguraron un arsenal, tras un fuerte enfrentamiento a balazos registrado en el municipio de Marcos Castellanos (San José de Gracia).

Información de la XXI Zona Militar, con sede en la ciudad de Morelia, precisa que el enfrentamiento ocurrió alrededor de las 12:00 horas de este lunes, sobre la carretera que une los municipios michoacanos de Jiquilpan y San José de Gracia.

El choque armado se suscitó en el kilómetro 27, a la altura de la desviación que conduce al poblado denominado como Valle de Juárez, del estado de Jalisco.

Los sicarios viajaban en una camioneta marca Mitsubishi, de doble cabina, desde la que accionaron rifles de asalto de los tipos AK-47 y AR-15 contra un convoy militar.

Tras el intercambio de fuego, los soldados lograron abatir a cinco de los agresores y someter a dos más, uno de éstos últimos con varias heridas de bala.

El Ejército decomisó al grupo de sicarios un total de nueve rifles de asalto, una pistola, 44 cargadores y más de 500 cartuchos útiles, así como fornituras y equipo táctico.

De acuerdo con las primeras investigaciones, los presuntos sicarios forman parte de una célula de sicarios autodenominada como «Pájaro Sierra», la cual es afín al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

El grupo delictivo «Pájaro Sierra» cobró notoriedad el pasado 27 de febrero, cuando un grupo de sicarios al mando del presunto narcotraficante local identificado como  Abel “N”, alias “El Toro” o “El Viejón”, fusiló a un estimado de 17 supuestos rivales, en plena zona centro de San José de Gracia (principal poblado de Marcos Castellanos).

Entre las 17 víctimas se encontraba Alejandro «N», alias «El Pelón», quien era un presunto jefe de sicarios de un grupo del CJNG en el Estado de Colima, pero quien mantenía viejas rencillas personales con «El Toro» o «El Viejón».

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador estableció que «El Pelón» acudió con su grupo de sicarios a San José de Gracia, para participar en el funeral de su madre, por lo que él y sus escoltas habrían sido fusilados a unos metros de la casa de su progenitora.

El gobierno de México también estableció que al menos serían 17 los muertos, aunque sicarios de «Pájaro Sierra” tomaron los cadáveres y los desaparecieron. Hasta el momento no se ha localizado ningún cuerpo y continúa prófugo Abel «N», alias «El Toro» o «El Pelón».