• El IMSS buscará fortalecer la corresponsabilidad con el derechohabiente para promover el auto cuidado.

Alcanza el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), un convenio de Colaboración con la Escuela de Medicina Mount Sinai de Nueva York en los Estados Unidos, para mejorar los servicios médicos cardiovasculares del instituto.

Este paso permitirá enfocar las acciones “más allá de las cuarto paredes de un hospital”, pues implica comenzar en guarderías, escuelas y centros de trabajo para evitar que se presenten los infartos al miocardio, más que tratar de mejorar la sobre vida tras un paro cardiaco, destacaron ambas instituciones.

Con el convenio, el IMSS buscará fortalecer la corresponsabilidad con el derechohabiente para promover el auto cuidado, hábitos saludables en los centro de trabajo e introducir la terapéutica de la llamada “polipildora” (que incluye los tres medicamentos que necesita el paciente cardiaco).

En el marco del Segundo Congreso Internacional de Medicina Cardiovascular de Alta Especialidad Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el director general, Tuffic Miguel recordó que el IMSS alcanzará 75 años de vida el próximo 19 de enero, “trabajando”, como “una institución robusta y con un objetivo claro”; aún así, reconoció que el 80% del presupuesto médico del IMSS se concentran en la atención de la diabetes, el cáncer y los problemas cardíacos.

El IMSS ha impulsado un cambio de la curación a la prevención a través del programa “A Todo Corazón”, con un diagnóstico oportuno y tratamiento temprano y la intervención “Código Infarto” que ha disminuido al 60% la fatalidad en incidentes de paro del corazón, apuntó el director general del IMSS, Tuffic Miguel Ortega, al detallar que este servicio ya opera en 27 delegaciones del país, dando cobertura en 208 unidades médicas y la meta es que en este 2018 se implemente en las 35 delegaciones, es decir, en todo el país.

El maestro Miguel Ortega celebró que con la estrategia de promoverán hábitos saludables en las 1400 guarderías del país para evitar el avance de problemas más complicados como obesidad, mala nutrición o sedentarismo.

Valentín Fuster, director de la Escuela de Medicina del Hospital Monte Sinai, resaltó desde la Unidad de Congresos del Centro Médico Nacional Siglo XXI, que México se distingue en el mundo por haber sido el primer país en impulsar un programa de prevención de infartos bajo la colaboración de instituciones de primer nivel.

Se resaltó que las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte y discapacidad en México y en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) 134 pacientes mueren al día por está causa.

En el mundo más de 15 millones de personas mueres por infarto, lo que representa el 25% del total de las defunciones y este número seguirá aumentando.

La estrategia del modelo de la enfermedad al modelo de Salud se ha consolidado como la red más grande de atención en América Latina con más de 10 mil pacientes tratados.