CuartoPoder / Emanuel Matta

Un comando armado abandonó dos camionetas y dos rifles de asalto tras una persecución en la que participaron agentes de la XLIII Zona Militar y de la Policía Michoacán, en el municipio calentano de Múgica.

Autoridades informaron que la persecución ocurrió en el poblado Nuevo Capire, donde al menos seis presuntos sicarios lograron burlar a los uniformados al abandonar los vehículos y correr por el cerro.

Los dos vehículos decomisados son de la marca Nissan, tipo Xtrail, de colores gris plata y azul marino, ambos con reporte de robo con violencia.

En las unidades, los sicarios abandonaron rifles de asalto calibres 7.62 “cuerno de chivo” y 5.56, además de 328 cartuchos útiles, 12 cargadores y tres fornituras.