CuartoPoder / Verónica Torres Medrano

Morelia, Mich.- El gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, tendrá 14 días para rendir su 5º Informe del Estado que guarda la administración Pública Estatal ante los integrantes de la LXXIV Legislatura de Michoacán.

Si bien la rendición de cuentas al Legislativo se pospuso por cuestiones de salud, la presidenta de la Junta de Coordinación Política (JUCOPO), Cristina Portillo Ayala enfatizó que esta actividad es para dialogar, donde los legisladores deben deliberar sus opiniones, más cuando la población clama unidad y que se tracen las líneas del futuro en los últimos 12 meses de la administración estatal.

Fue el presidente de la Mesa Directiva, Octavio Ocampo Córdova quien refirió que la crisis sanitaria que se vive en el mundo, y que Michoacán no es la excepción, conllevó a cambios en la normalidad e implementar nuevas formas de vida que deben respetarse.

Por lo que consideró que se trata de tiempos difíciles y complicados que obligan a mantener una relación institucional y estrecha relación con todos los órdenes de Gobierno, en este caso, el Ejecutivo, porque existe un compromiso por Michoacán.

“Michoacán tiene grandes pendientes, pero no podemos dejar de reconocer el esfuerzo del gobernador que, a cinco años al frente de la administración, ha enfrentado tiempos difíciles en materia económica y sanitaria”, agregó.

Por lo que hizo un llamado a que haya diálogo y respeto a la división de poderes, a fin de que se trabaje por el bien de la entidad.

Fue el secretario de Finanzas y Administración de Michoacán, Carlos Maldonado Mendoza quien hizo entrega del 5º Informe del Estado que guarda la administración Pública Estatal a los integrantes de la LXXIV Legislatura Local.

En su intervención, destacó que este quinto año de trabajo se vio absorbida por la crisis sanitaria de COVID-19, tema que obligó a incrementar los recursos humanos, materiales, financieros y tecnológicos para garantizar los servicios de salud y de seguridad, además de otorgar los apoyos sociales, estímulos económicos y fiscales en beneficio de los michoacanos.

Especificó que la respuesta del Ejecutivo Estatal ha sido resultado de los cambios estructurales que se han realizado en los cinco años de administración y que van desde atender las deudas de largo plazo que se heredaron de otras administraciones y los programas de refinanciamiento, además de las acciones de austeridad que se han implementado, la captación de recaudación y diversas acciones hacendarias.