CuartoPoder / Ana María Cano

Morelia, Mich.-Profesores del grupo magisterial Poder de Base, ala disidente de la Sección XVIII de la CNTE, marchó en Morelia y levantó el plantón que mantenía a las afueras del Palacio de Gobierno.

Los profesores se reunieron en Casa de Gobierno y de ahí partieron hacia el Centro Histórico donde levantaron el plantón que mantenían desde hace 24 días frente a Palacio de Gobierno.

Benjamín Sánchez Hernández, secretario general de este grupo sindical autodenominado Poder de Bases, dijo que terminan con dicho plantón ya que necesitan a la gente para acudir a la Ciudad de México a presionar a las autoridades federales con sus demandas.

Por lo que una vez que lleguen a ese punto en el Centro Histórico levantarán sus casas de campaña y mantas con las que se resguardan del sol y la lluvia, para seguir en otras actividades y con ello liberar la avenida Madero en ese espacio.

“Después de protagonizar esta marcha y al llegar a Palacio de Gobierno, vamos a levantar el plantón, necesitamos a la gente para poder irnos a la ciudad de México a hacer presión a las autoridades para que nos den salida a nuestras demandas”.

Aclaró que el plantón que mantienen en la Dirección de Pensiones Civiles del Estado, se mantendrá, éste no lo quitarán ya que es una forma de presión contra las autoridades de gobierno y educativas.

Argumentó que las demandas siguen siendo las mismas que es el pago a profesores que atienden sus programas alternativos de educación como es el de Alfabetización, Escuelas Integrales y el de Educación y Cultura.

“También estamos pidiendo se resuelva ya con las plazas automáticas pendientes para lo egresados de las normales que no les han dado lugar de trabajo, así como pedimos el pago a aquellos docentes que ya están trabajando pero no les han dado su salario desde hace dos años por ser recién egresados”.

Manifestó que el motivo de la marcha es porque las autoridades educativas y de gobierno han dado solución a los grupos alternos y disidentes a Poder de Base, a quienes les han cumplido y pagado sus demandas, haciéndolos a ellos a un lado aun cuando cuentan con el laudo sindical.