Policia-Michoacan-operativo

CuartoPoder / Marco Antonio Duarte Aguilar

Fernando Cruz Virrueta, hermano del narcotraficante Jesús Cruz Virrueta “El Chuy Playas”, fue detenido en la costa michoacana con el ex líder autodefensa José Antioco Calvillo García “El Antioco”, identificados como responsables del secuestro de cinco policías nahuas y del atentado perpetrado contra el alcalde de Aquila, José Luis Arteaga Olivares.

Las áreas de seguridad y procuración de justicia del gobierno de Michoacán ubican a Fernando Cruz y “El Antioco” como jefes de células de sicarios del cártel de Los Caballeros Templarios, en los municipios de Aquila y Coahuayana.

La Policía Michoacán confirmó que los presuntos delincuentes fueron detenidos con una pistola calibre .9 milímetros a bordo de un vehículo, a la altura del kilómetro 36 de la carretera federal 200, que une la ciudad de Lázaro Cárdenas, Michoacán, con la de Manzanillo, Colima.

Fernando Cruz y su hermano han sido identificados como quienes el 5 de febrero pasado ordenaron el secuestro de cinco policías municipales de Aquila, a quienes liberaron tras cuatro días después de negociaciones con la comunidad indígena náhuatl.

En tanto, “El Antioco”, quien se desempeñó como líder del Grupo de Autodefensa de la comunidad de Huahua, en Aquila, es identificado como el autor intelectual del ataque a balazos que en abril del 2016 sufrió en la comunidad de Cachán del Río el actual edil aquilense, José Luis Arteaga Olivares, quien resultó ileso.

“El Antioco” previamente fue detenido el 30 de mayo del 2015 con el entonces alcalde priísta de Aquila, Juan Hernández Ramírez, acusados de nexos con Servando Gómez Martínez “La Tuta”, líder del cártel de Los Caballeros Templarios. Ambos fueron acusados de intentar asesinar en dos ocasiones a Cemeí Verdía Zepeda, líder indígena del grupo de autodefensa de Santa María Ostula.