operativo-Militares-Ejercito-Federales

CuartoPoder / Pedro Antonio Aguilar

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) aseguró una “casa de seguridad” en el municipio de La Piedad, donde presuntos sicarios elaboraron los dos artefactos explosivos que la noche del miércoles colocaron en un puente y en la fachada de la Fiscalía Regional de Justicia.

El área de inteligencia de la Policía Ministerial logró identificar que los dos explosivos caseros presuntamente fueron elaborados en el inmueble marcado con el número 18, de la calle Dominico, en la colonia Ejido Los Moreno.

Los agentes policiales lograron obtener una orden de cateo que permitió encontrar en el inmueble, dividido en tres interiores “A”, “B” y “C”, material explosivo idéntico al utilizado en ambos artefactos explosivos.

Agentes del área de Materiales de Guerra, del Ejército Mexicano, trasladaron el material explosivo a sus instalaciones para proceder a su destrucción, en tanto que la PGJ recabó diversos indicios para identificar a los responsables de ambos atentados.

Cabe mencionar que los paquetes explosivos fueron elaborados a base de baterías de teléfono celular y otros materiales, sin embargo, uno de ellos fue detonado sobre el puente Cabadas, ubicado en el Boulevard Adolfo López Mateos de La Piedad, donde se registraron daños mínimos a la estructura de cantera.

En tanto, el segundo paquete no explotó pero fue encontrado en el interior de un muñeco en una caja de cartón, a las afueras de la Fiscalía Regional de Justicia, localizada en la misma vialidad de la zona Centro. Hasta el momento ningún cártel se ha atribuido la autoría.