CuartoPoder / Emanuel Matta

Presuntos sicarios arrojaron una granada de fragmentación en el estacionamiento de un casino del municipio de Zamora, zona en disputa por los Cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y La Nueva Familia Michoacana.

El explosivo no pudo ser activado por los gatilleros, por lo que fue asegurado por el Ejército Mexicano.

Autoridades informaron que el grupo de sicarios arribó al casino con razón social “Zamora”, ubicado en la colonia Río Nuevo, durante los últimos minutos de ayer y primeros hoy, donde habrían lanzado amenazas.

Personal y clientes tuvieron que ser evacuados por personal militar, lo que desató diversas crisis nerviosas y un fuerte operativo en la zona. Hasta el momento, el comando armado no ha sido detenido.