arbitro-Fernando-Hernandez-Gomez
Foto: IMAGO7

CuartoPoder / Redacción

Luego de que se diera a conocer que la agresión de Pablo Aguilar al silbante Fernando Hernández fue registrada como “Conducta Violenta”, en la carátula del informe arbitral del encuentro entre Xolos y América, se empezó a especular sobre la sanción al zaguero paraguayo, quien no recibirá un año de suspensión como se esperaba.

Ante ello, la asociación de árbitros se unió para defender la figura de los nazarenos y advirtió que iniciarían una huelga con el fin de parar la Liga, en caso de no ver un castigo ejemplar en contra de Aguilar y Enrique Triverio, jugador del Toluca, que se fue expulsado en el partido contra Monarcas de Copa MX, por dar un manotazo al central Miguel Ángel Flores.

Fuentes consultadas por RÉCORD dieron a conocer que la amenaza de los jueces del balompié mexicano es latente, sobre todo porque ya no quieren poner en entre dicho su autoridad; por ello, confían en que los futbolistas señalados se vayan por varios partidos. A través del Twitter oficial de los Árbitros Profesionales Asociados, mostraron su reprobación hacia las agresiones de Triverio y Aguilar.

De acuerdo al reglamento de la Femexfut, un jugador será culpable de conducta violenta si emplea fuerza excesiva o brutalidad contra un compañero, un espectador, los árbitros del partido o cualquier otra persona, y recibirán de uno a tres partidos de castigo.

Sin embargo, de acuerdo al artículo 17, si la infracción es hacia los oficiales del encuentro, ésta será sancionada de dos a ocho partidos de suspensión. Asimismo, el artículo 18 indica que una agresión flagrante hacia los silbantes, por cualquier medio, recibirá año de suspensión en todas sus funciones.

Con información de Récord