Carlos Ramos Esquivel

CuartoPoder / Marco Antonio Duarte

Morelia, Mich.- Carlos Ramos Esquivel, encargado de despacho de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), reveló que tras una investigación interna en el Hospital General de Lázaro Cárdenas se determinó que nunca se utilizaron medicamentos caducos o jeringas esterilizadas, como lo denunciaron trabajadores.

El funcionario estatal apuntó que la indagatoria interna se abrió para tomar cartas en el asunto y actuar en consecuencia ante posibles hechos que, de acuerdo a la denuncia, plateaban una responsabilidad incluso penal del personal del nosocomio.

Sin embargo, reveló que el hospital no cuenta con equipo para esterilizar las jeringas, además de que los anaqueles de medicamentos caducados presentados en videos por sindicalizados no corresponden a los del hospital.

“El personal adscrito a este hospital no hizo uso de jeringas recicladas ni medicamento caduco como señalaron algunas publicaciones. En el lugar no se cuenta con ningún equipo de esterilización que contemple la realización de este procedimiento con ciclos para cargas de jeringas”, explicó.

Ramos Esquivel además detalló que se ha solicitado a la Comisión Estatal Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) una nueva supervisión a todas las instalaciones del sector salid estatal, a fin de verificar su funcionamiento y, en caso de encontrar irregularidades, actuar en consecuencia.

La denuncia sobre “jeringas recicladas” y medicamento caduco fue hecho por el médico gestor Jorge Luis Alejandre Guzmán y el Sindicato de Trabajadores Descentralizados de los Servicios de Salud en Michoacán “General Lázaro Cárdenas”, que encabeza Guadalupe Pichardo, señalada por el gobierno estatal de contar con más de una decena de familiares en la nómina de la SSM.

Cabe mencionar que la SSM cuenta con un procedimiento activo contra el galeno, quien ha sido señalado por sus compañeros de sustraer medicamento, ausentismo laboral y actividades ajenas a sus obligaciones.